Cosecha de vegetales orgánicos

Se ha invertido mucha planificación y esfuerzo para conseguir una abundante cosecha de vegetales orgánicos a lo largo de junio y julio. Mi marido estuvo en esto desde el otoño del año pasado plantando ciertas verduras que estarían maduras para esta cosecha de verano. Todavía nos queda una enorme curva de estudio que nos dejará ser mucho más productivos en los próximos años a fin de tener una cosecha de hortalizas orgánicas mucho más eficaz y productiva para el futuro asimismo. Procuraré sintetizar todo cuanto logre en esta publicación.

Desde el instante en que nos casamos siempre y en todo momento hemos amado tener una vivienda propia con un enorme jardín y gozar de una abundante cosecha de vegetales orgánicos como producto de los frutos de nuestro trabajo. El primer año de nuestra jardinería asimismo fue productivo más allá de que habíamos empezado solo en la primavera del año pasado. Hemos visto un desbordamiento de ciertas verduras que sencillamente las estábamos obsequiando. Este año pensamos mucho más en lo que deseábamos y también procuramos planear lo que se precisa a fin de que nuestras verduras orgánicas duren no solo a lo largo del verano, sino tengamos la posibilidad continuar cosechando en nuestro jardín hasta finales del invierno.

Un verano muy seco por norma general

Patio delantero

Probablemente en las últimas semanas toda Europa haya pasado por una ola de calor. Teníamos una temperatura prácticamente incesante entre 34 y 36 grados centígrados. La mayor parte de nuestros céspedes se han vuelto cobrizos como producto de este calor radical y la carencia de lluvias.

Nuestro jardín sufrió a consecuencia de ello. Tampoco íbamos a tener fuegos artificiales para las celebraciones del Día Nacional de Suiza el 1 de agosto por miedo a los incendios forestales.

Nuestras cebollas y ajos han salido mal. Los ajos no eran tan enormes como hubiese amado. Prácticamente no había cebollas para cosechar, conque las volveremos a almacenar y las volveremos a plantar en otoño. Entre los vecinos mentó que estos bulbos precisaban mucho más agua para un desarrollo perfecto. Los estábamos regando pero semeja que no fue bastante.

Cosecha de papa

Cosecha de papa Charlotte

El otoño pasado plantamos patatas Charlotte. Disponemos suficientes patatas para unos meses y estoy complacido por plantar las patatas que olvidé cocinar en el sótano el otoño pasado. En vez de tirarlos con las raíces, sencillamente los plantamos.

Los cultivas hasta el momento en que se vuelven amarillos y después sueltas la tierra antes de arrancarlos. Es asombroso ver que de 1 papa se tienen la posibilidad de conseguir tantas de las raíces.

Las papas Charlotte son espectaculares y multiusos para mis pretensiones. Esta pluralidad es muy fuerte y en el momento en que se cocina no se regresa blanda de manera fácil. Hago ensaladas, horneo o hago papas fritas con ellas.

En la mayoría de los casos, los guardo sin lavar en mi sótano, en tanto que de este modo duran mucho más. Las papas se guardan mejor sin lavar con tierra en un espacio obscuro y fresco a fin de que duren ciertos meses.

Se encuentra dentro de los preferidos de nuestra familia. Si tienes ganas de saber mucho más sobre distintas patatas variedades variedades procuren amablemente en este link.

Coles

Cosecha de hortalizas orgánicas

En algún instante a inicios de julio cosechamos la mayor parte de las coles blancas y sencillamente dejamos las coles de Saboya en cama.

Hicimos chucrut con las coles blancas. Solo guardé unos cuantos ellos en el refrigerador. Las coles por norma general duran bastante en el refrigerador si se guardan adecuadamente.

En una publicación de blog previo que menté, asimismo filmamos todo el desarrollo de elaboración de chucrut. Yo suelo cocinar las coles de Saboya.

Cosecha abundante de tomate ecológico

Cosecha de tomates orgánicos

Los tomates fueron la estrella que se robó el espectáculo. Tuvimos varios de ellos recientemente. Los empleé en ensaladas. La abundancia se debió eminentemente al invernadero que instalamos y al tiempo caluroso que tuvimos. Entonces no debería lamentarme. Mientras que escribo esta publicación de blog, al final se ha enfriado.

Enlatamos unos kilogramos. He hecho un vídeo que va a ser editado y anunciado en el próximo blog.

Ciertas otras verduras que cosechamos de manera regular fueron calabacín, acelgas, quingombó y una tonelada de frijoles.

Las berenjenas y los pimientos morrones asimismo detallan signos de abundancia. La verdura mucho más novedosa que pudimos cosechar fue el melón amargo. Todavía debo cocinarlos. La calabaza serpiente asimismo está mostrándose.

Nos marchamos por una semana a Francia para llevar a cabo un largo viaje por teléfono y llevar a cabo un reposo. París es una de mis ciudades preferidas y la vuelvo a conocer por quinta vez tras prácticamente una década.

Mi hija lo se encontraba aguardando. Hasta la semana próxima.

Fijarlo para después

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies